Casa del venado Mazacalli A.C.

Peregrinajes

A través del peregrinaje honramos a los ancestros en esos lugares que se descubrieron sagrados por dar cobijo a las revelaciones que fundamentan una cultura. De la misma manera recordamos que como seres humanos estamos de paso y que viajando ligeros de equipaje por la vida abrazamos la plenitud.


-Camino cotidiano:
Camina en tu cotidianidad, en el trabajo, en la conversación, atraviesa tus paisajes mentales, tus lugares comunes donde se asientan las emociones, tu necesidad de llegar a algún lugar en algún tiempo. Camina y tonifica los músculos del desapego. Camina y quema las calorías del tedio. Que la cotidianidad sea el templo en donde ofrendes cada uno de tus pasos.  Así vamos peregrinando.


-Camino Olmeca:
Un Camino que recrea las primera oleada civilizatoria de la llamada cultura madre de Anáhuac. Entrando por la mar del oriente en el golfo de México se interna entre manantiales, cascadas, lagunas, cerros hasta desembocar en el centro ceremonial de Tres Zapotes Veracruz.


-Camino Wixárika:
Una de las pocas rutas ancestrales del mundo que mantiene su vigencia al menos desde hace 2500 años. Una ruta donde los cantos forman parte del paisaje y en ese canto se va gestando el nacimiento de la Luz de la Consciencia percibida como la luz del sol.
En el Camino nace la flor del desierto como medicina.


-Camino Mazateca:
En las montañas de Oaxaca se resguardaron secretos de percepción que la abuela María Sabina compartió con el mundo. El peregrino llega hasta ahí y descubre una posibilidad olvidada: el mundo puede ser contemplado con inocencia. Esa inocencia que los sabios hablan como la llave que abre la puerta del cielo en esta misma tierra.


- Camino Maya:
El arte de creer-crear-hacer es asumido como responsabilidad humana. El Ah’Men nos ofreció la jícara de Balché y nos permitió sacralizar el tiempo como una aparición mágica mensajero de lo ignoto.


-Camino Ketsalcóatl:
Descubrir el arte de Emplumar la Serpiente, hacerse Ketsalcóatl es el mandato alquímico que se práctica en Anáhuac. Hacerse Dios implica un sacrificio nos dicen en Teotihuacán, recrear las escuelas de la sabiduría en Tula. Respirar el mito en Amatlán. Florecer como un artista en Xochicalco. El legado de Ketsalcoátl es nuestra herencia, una herencia que nos lleva a ser totalmente humanos-naturaleza-cosmos-incognoscible.


- Camino Andino:
El espejo de Anáhuac se descubre en el Tawantinsuyo. La cordillera de los Andes custodia manantiales de sabiduría donde todo peregrino puede abrevar. Ahí el silencio toma las alas del cóndor. Quien se refugia en la transparencia de esas aguas descubre su verdadera naturaleza.
Coordinado por: Círculo Tolteca de los Ándes


-Camino de Santiago:
Cuando caminamos acariciamos la tierra sin fronteras descubriendo lo sacro a cada paso. Camino donde los ancestros celtas, druidas, íberos fueron vestidos de santos y vírgenes. Los lugares donde la naturaleza se reverenciaba abiertamente no se perdieron, simplemente se replegaron a la intimidad del corazón de la tierra. Ahí el peregrino sin dogmas puede desvestir o venerar a los santos mientras camina hacia la mar del poniente, ese lugar oscuro donde el mundo conocido desaparece -Finisterre- en donde se paren las estrellas.

En Tenerife desde el volcán del Teide descendiendo hasta llegar a la mar atravesamos los diversos ecosistemas. En cada estrato ofrendamos recordando la interrelación de todo lo existente.
Estos peregrinajes son coordinados: Fuego Sagrado de Tenerife.


- Camino Mediterráneo:
Siglos de cultura danzando en los ciclos de la naturaleza. La Isla de Serdeña sueña en los megalitos, altares pétreos abiertos al cosmos. Entre civilizaciones de gente pequeñita y gigantes borda la mujer vestida de negro los paños blancos como la espuma del mar.

Entre los bosques de Toscana el canto de comunión con la naturaleza de quién llevó por nombre Francisco aún perdura. Eremitas siguen rezando asumiendo la ascesis de la renuncia al mundo como una manera de internarse por los senderos de la libertad.
Estos peregrinajes son coordinados: Asociación Chakaruna con sede en Milán, Italia.



Informes con: Ernesto Solís a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. o Carlos Castillejos a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.